Tags

, ,

Como  somos la gente de Estambul, no estamos acostumbradas ver las zonas verdes grandes. Casi la mayoría de las zonas verdes se han destruidas para construir los centros comerciales, las zonas de apartamientos y etc. El número de centros comerciales en Estambul es más de cien. La cultura de bazar y las tiendas pequeñas pierdan la importancia cada día. La ciudad vuelve una ciudad de hormigón. Por eso cuando fui a Italia mis ojos estaban casi ciegos de verde. Estaba alucinada de ver las zonas verdes y grandes. Deseé mucho que mi país también fuera consistente de naturaleza. Pero por lo menos ya tenemos provincias muy verdes y naturales.

El norte de Turquía es una región que tiene las zonas verdes y grandes. La región tiene la costa en el Mar Negro y por eso la región se llama Mar Negro. La región es la tercera grande región de Turquía. El río más largo de Turquía que se llama Kizil Irmak (el río rojo) vierte sus aguas en la costa de centro del Mar Negro y otro río importante que se llama Yesil Irmak (el río verde) vierte sus aguas en la provincia del Mar Negro que se llama Samsun.  La región es muy lluviosa en las costas y tiene el clima templado. Por eso la región del Mar Negro tiene la mayoridad de las zonas verdes de Turquía. Hay muchas provincias maravillosas en la región. Samsun y Trabzon son unos de las provincias importantes de la región y té, nueces, kiwi, tabaco son importantes cultivaciones. También la porta de Samsun es importante para la economía de región y Samsun es la provincia más desarrollada de región. Pero Samsun tiene otra importancia de la historia. Cuando el primer ministro y el fundador de la República de Turquía Mustafa Kemal Ataturk vino a Samsun y la lucha de independencia fue empezado allí.

Mi historia con Samsun es muy larga. Aunque nací en Estambul y crecí aquí soy una chica del Mar Negro. Rebelde, terca, con sentido del humor, hospitalaria 🙂 La verdad es mi familia es de Samsun. Ya la raíz es más complicada, los abuelos de mi padre son de Cáucaso, los abuelos de mi madre no saben muchos detalles sobre sus raíces . Por fin la cultura del Mar Negro es dominante en mi casa.

DSC00650 copy

Es una mezquita. La mitad quedó bajo de agua después de una inundación

DSC00665 copy

Es posible comprar pescado fresco

DSC00642 copy

Cuando era pequeña íbamos a Samsun para visitar a mis parientes en cada verano y yo tengo muchas memorias buenas de mi niñez. Las parientes nos trataban a mí y a mi hermana como fueramos unas princesas.  Estábamos las princesas quienes van al pueblo después de una ciudad grande. De todos modos era una experiencia diferente para nosotras, recoger las frutas y verduras, pasar tiempo en los campos, jugar con barro y hacer comidas de barro eran inestimables. Pero había un trabajo que era aburridísimo. Cultivar el tabaco. Es la pesadilla de mi niñez. Porque teníamos que visitar las padres de mi padre y la única cosa que hacían era cultivar el tabaco.

DSC00701 copy

Los flores de tabaco

DSC00678 copy

El campo de tabaco

Después de muchos años cuando les visite me dio cuenta que ya había maquinas que hicieran el trabajo que lo habíamos hecho manualmente. Pero todavía había algunas cosas que las no puedes hacer automáticamente como levantarse muy temprano. Ellos se levantaban antes de la salida del sol. Porque antes de sol aparece era fácil trabajar en campo. Ellos recogían los tabacos dos veces en un día. Uno era por la mañana, otro era por la tarde. Por supuesto durante del día hacían otros trabajos sobre el tabaco.

DSC00709 copy

Mi tio recoje las hojas de tabaco

DSC00721 copy

Tio ensarta las hojas a la cuerda a través de un alfiler grande. Antes ensartabamos cada hoja al alfiler manualmente. Ahora se lo hace a través de una maquína.

DSC00713 copy

Se pone las hojas a la caja y la maquína las enserta en la cuerda

DSC00711 copy

Las hojas ensartadas en la cuerda

DSC00703 copy

La primera fase era recoger las hojas de tabaco del campo. Después las ensartaban en las cuerdas que las eran más a menos dos metros a través de los alfileres grandes. Cada hoja de tabaco ensartada en las cuerdas se ponía en un lugar especial para que secara. Las hojas secadas se recogían por el instituto de tabaco y les pagaban después de pesar las hojas. Después de años cambiaron muchas reglas y cada familia tiene un limito de producirlo. Porque los tabacos importados son dominantes entre fumadores.

DSC00752

El lugar para secar las hojas

DSC00751 copy

Las hojas secadas

Mi vida en Samsun era así. Aunque el parte de hacer tabaco era aburrido vivir la vida natural, pasar tiempo con los primos, nadar entre las hondas grandes del Mar Negro eran los momentos muy buenos de mi niñez. Si un día pasas del norte, tendrías que ir a Samsun, sobre todo a los pueblos. Porque el centro es un centro lo que puedes ver en cualquier lugar. Pero los pueblos son maravillosos y merecen la pena para verlos.

Advertisements