Nací en Estambul y se le dice soy turca. Sí, soy turca, pero a veces me siento turca a veces no lo sé. Pero lo sé, no soy sola. Estoy segura que hay mucha gente que se sienta igual.

Pero tengo algunas pistas para descubrirlo.

! Ahora, preguntamos ¡

¿Qué te gusta comer?

Me encanta comer aceite de oliva. No puedo imaginar cualquier comida sin aceite de oliva. Por eso yo puedo ser de Jaén, de Esmirna (El Sur de Turquía), de Grecia, de Italia. (No quiero imaginar otras países excepto de los.)

Me encanta la comida picante. Por eso yo puedo ser de México, China, Tailandia [no los pienso 🙂 ], India.

Me encanta todo tipo de queso. Yo puedo ser de Francia, Holanda, Italia, Dinamarca.

Me encanta comer carne diferente. Por eso no soy de India. Yo puedo comer vaca con provecho.

¿Qué religión es mía?

Esto es una pregunta que es muy difícil. Nací y vivo en un país musulmán. He vivido en otros países que tengan otras religiones.

No digo nada sobre la creencia. La gente puede creer a todo. Puede creer a un dios, a una vaca, a un muñeco u a un poder no puede verlo. Pero si hay una cosa “excesivo” en un lugar, entonces hay dolor y rasgar allí.

Tengo respeto a todas las creencias. Pero me asusto cuando habra excesivo comportamiento. Si no hay respuestas a las preguntas ni explicaciones a las cosas que se hagan…

La creencia es una buena sensación. La persona siente poderoso, no siente sola, siente tranquila.

Pero si no sientas así cuando tengas una religión. ¿Entonces tenemos que tener una religión? ¿Es una obligación?

Ya he resolvido esta pregunta. Finalmente yo tengo mi religión. Yo creo la bella dentro de la gente. Yo creo ayudar a la gente. Yo creo enviar las energías positivas al cosmos. Yo creo a un dios. Este dios me da las cosas mejores en la vida. Yo creo a mis amigos, a mi familia y a la persona que le quiero.

Por eso creo que soy del mundo. No tengo nunca adjectivo que me defina.

¿Si las pistas no suficientes? Vamos a verlas más en el futuro 😉

Advertisements